Lactancia

Alimentar a tu bebé con leche materna es la forma más rápida y natural de hacerlo, ya que contiene todos los nutrientes necesarios para una alimentación adecuada y sana.

Los primeros días recomiendo amamantar a demanda, pero a partir de ese momento, se deberían organizar los horarios de la familia. Recuerda que a mayor succión se producirá leche más rápido y en mayor cantidad y que el tamaño de tus pechos no es importante. Pero recuerda también que debes cuidarte y comer y dormir adecuadamente ahora que eres el sustento de tu bebé.

Posiciones



Prevención de grietas y de mastitis

En el caso de las grietas, es muy importante higienizar el pecho con suero fisiológico y gasas. Además, se debe mantener la piel seca y tomar el sol si es posible. Se pueden utilizar cremas y/o utilizar pezoneras.

Para la mastitis, se debe higienizar, tomar la medicación (antibióticos o antiinflamatorios, según prescripción médica), vaciar el pecho afectado en cada toma, aplicar hielo entre tomas y calor 1 minuto antes de cada una. Se pueden suspender las tomas entre uno y dos días si es necesario (aprovecha el sacaleches), no te obsesiones. Y también pueden ser útiles las pezoneras.