Cuidados de post-parto

Tras el parto muchas veces centramos toda nuestra atención en el bebé, pero las mujeres/madres necesitamos más que nunca, una serie de cuidados muy específicos que posibilitarán una recuperación, lo antes posible, de la forma física y calidad de vida.

Esta recuperación redunda tanto en beneficio físico y psicológico de la propia mujer, como así también permite estar en plena forma para atender a nuestro bebé.

La falta de tiempo y de información hace que en muchos casos las mujeres no se cuiden especialmente bien durante este periodo, pero hay que tener muy presente la importancia de la higiene, la alimentación, la actividad física y el descanso.

También es esencial comprender lo que implica el puerperio, las molestias típicas de los primeros días y semanas y, las alternativas que existen para mitigarlas.

Puerperio

Es el período de involución para el útero que se produce tras un parto. Este período dura entre 6 y 8 semanas. En las primeras horas tras el parto no deberíais movilizaros y orinar en una cuña, hasta recibir la orden del personal sanitario de levantaros.

Después debéis estar preparadas para la aparición de los loquios, un exudado que se eliminará durante 12 días aproximadamente. Lo más importante es que no huela mal o fétido, si no es así, son completamente normales.

También experimentaréis durante el puerperio los entuertos, que son contracciones uterinas que duran de 3 a 4 días (en multíparas el dolor suele ser más intenso).

Cuidados episiotomía

Son recomendables dos lavados diarios con gel ph neutro en la ducha o con agua con sal en el bidé (agua previamente hervida con un puñado de sal gorda).

Si aparece hematoma se puede tratar con cremas, por ejemplo de árnica. Las hemorroides, que también son muy frecuentes, se pueden tratar también con diferentes cremas o con homeopatía (cuidado con tratamientos normales en otros casos si estáis dando de mamar a vuestro bebé).

Es importante airear el periné todo lo posible, utilizar compresas de algodón y evitar los pantalones y la ropa ceñida. Los puntos se caen sobre los 15 días tras el parto.

En caso de inflamación fuera de lo normal, fiebre, persistencia de olor fuerte y desagradable en la zona, etc., consultar a su médico.

Reeducación del suelo pélvico

Con el paso del tiempo (a mayor edad), problemas en partos, el número de ellos, excesos a los que se someten a los distintos planos musculares del suelo pélvico, pueden aparecer disfunciones como la incontinencia urinaria (a veces fecal) o prolapsos.

Estos problemas o disfunciones, son más frecuentes de lo que creemos, en el caso de la incontinencia urinaria por ejemplo, aqueja a un tercio de las mujeres, lo que afecta a su vida diaria, familiar, laboral, social, de pareja y sexual.

Este tipo de disfunciones son tratables y en la mayoría de los casos juega un papel fundamental la reeducación perineal, con la cual se logran muy buenos resultados, y que suele evitar el tratamiento quirúrgico.